A cada una de las personas en el mundo hay cosas que les gustan o que simplemente no. Muchos de nosotros tomamos hábitos en función de nuestro día a día, así como también somos disciplinados en tareas o acciones que estamos obligados a hacer.

Ejemplo de estas tareas cotidianas son: ir al colegio, la universidad, cumplir con las funciones de nuestro empleo, entre otras. Sin embargo ¿alguna vez has sentido que cuando  quieres hacer algo por ti mismo esa disciplina a veces desaparece?, respóndete a ti mismo e identifica cuando estés pasando por esa situación.

Ejemplos claros de esto es cuando te propones hacer ejercicio, crear un nuevo proyecto o un emprendimiento; ¿Por qué crees que la gran mayoría de los emprendimientos fracasan?, simplemente porque sus creadores en muchos casos no son disciplinados y además, se rinden ante la primera dificultad que aparece en el camino.

¿Cual es realmente el problema de no ser disciplinado y cómo solucionarlo?

De manera general el problema no se trata en ser disciplinado o no. Dicho problema radica en encontrar una razón lo suficientemente poderosa para serlo.

Por ejemplo una persona que le guste jugar futbol nunca tendrá excusa para faltar a un entrenamiento o partido a jugar ya que lo hace con pasión, entusiasmo y se siente pleno haciendo lo que le gusta; esta experiencia se traslada a todas las áreas y es donde debes preguntarte si realmente lo que haces actualmente lo haces con pasión, porque te gusta o si simplemente lo haces por obtener algún dinero que pueda solucionar tu situación económica en el momento.

Si te sientes así, es momento de actuar, buscar y encontrar realmente tu propósito de vida, para que de esta manera puedas proyectarte y hacer cada una de las cosas que te lleven al éxito. Esto de manera disciplinada y consecuente, es aquí cuando sabes y puedes comprobar que la disciplina es algo que debe nacer dentro de ti y que te motiva a lograr tus objetivos.

disciplina
Ser disciplinado te conduce al éxito en tus objetivos.

Ya lo decía Jim Rohn, “La disciplina es el puente entre las metas y los logros”, así que actúa, busca realmente lo que te gusta y se disciplinado cumpliendo cada una de las etapas que te conduzcan a tu éxito, sin duda alguna esta es una experiencia para verdaderos emprendedores.